Páginas

miércoles, mayo 09, 2012

Porqué no votar por AMLO.

Andrés Manuel López Obrador durante el debate hizo los mejores ridículos y es la comidilla en todo Twitter.
Si no puede poner en pié una foto, un país mucho menos. El Sr. vive en el pasado, solo le faltó mencionar a Villa, Zapata, Morelos y al cura Hidalgo. Con su chiste de Santa Anna lo más probable es que nos lleve a la guerra con EEUU para recuperar territorio mexicano.
Se la pasó jodiendo al Gel-Boy y a Motita sin responder coherentemente UNA sola de las preguntas que formuló el IFE. Respondía en cámara lenta, ¿Hablará cetáceo?…
AMLO ha hecho 6 años de campaña política intensa sin intervención del IFE proclamandose el "Presidente legítimo de méxico", ¿En serio queremos a un enfermo de ese calibre a la cabeza del país? La enfermedad por obtener el poder puede convertir a un lobo en oveja, este señor tiene un resentimiento desde 2006.
López Obrador sin duda alguna tiene a un gran equipo de pensadores, dramaturgos, escritores y grandes mentes que (OJO) tienen un precio y están bajo obvio contrato para decirle a AMLO que responder y qué hacer, es solo un títere manipulado, como él dice, "por la gente de arriba".
No te digo que votes por Peña o por Vazquez ni por Quadri, no. Solo te planteo el punto oculto de una persona que es peor que los tres antes mencionados. Vota por "el menos peor" pero jamas por el peor de los peores, o sea, Andrés Manuel López Obrador.

jueves, abril 19, 2012

Momentos

Todos tenemos en la vida un instante que nos causa algún tipo de dolor o sentimiento intenso. Son momentos que a veces dan risa, provocan llanto, tristeza, euforia incluso resentimiento.
Son precisos instantes en el tiempo, detenidos por nuestra mente y como tal, es nuestra elección dejar que nos dominen o rechazarlos.
He vividos cosas que no le deseo a nadie, situaciones que me han sacado de mis "zonas seguras" -sentimentalmente hablando- y me han vulnerado al grado que los pensamientos han conspirado contra mi propia existencia.
Enfrenté muerte, traición, abandono... y sin embargo sigo plantado en el mismo lugar donde todos los males me atacan.
Vivo de pie aun soportando latigazos, de esos que duelen en las entrañas pero jamas tocan la piel, pero ni el dolor espiritual más terrible ha logrado doblegar mi espíritu y hacerme caer de rodillas.
Que nadie me pregunte cómo lo logro. No lo sé, creo que el mismo tiempo me está volviendo un tanto insensible a esas cosas, aprendí a no esperar nada de nadie, eso me ha evitado unas cuantas decepciones más.
Vivo todos los días como un alcoholico anónimo, de a minuto, por horas, sin planificar mi siguiente respiración.
¿Qué es lo que hicieron de mi esos momento? Creo que es a lo que llaman "madurar".
Si tan solo yo pudiera explicar apropiadamente mi existir...